El líder y su circunstancia

 

WOBI edición Oct-Nov

El arte de liderar ha sido siempre complejo. Pero en estos tiempos de negocios globalizados, incertidumbre financiera y escrutinio mediático, la dificultad ha escalado a otro nivel.

Si alguien pensaba que el liderazgo se basaba en principios perpetuos o verdades inmutables, tendrá que pensar de nuevo. Muchos hombres y mujeres que dirigen compañías globales reconocen que su trabajo en estas épocas de hiperconexión y extrema volatilidad es muy diferente de como era hace una década.

Son pocos los que aceptan que se sienten abrumados. Líderes de algunas de las organizaciones más grandes y vibrantes del mundo coinciden en que hoy, el liderazgo implica un desafío extraordinario.

Dos grandes temas a tratar son: la necesidad de mantenerse sanos y la obligación de estar siempre disponibles.

Liderazgo sano en cuerpo sano

A raíz de los rigores de la situación actual, algunos líderes están enfrentándose como si fueren atletas profesionales. Muchos de ellos reconocen la importancia de mantener rutinas precisas para la dieta, el sueño y el ejercicio, y advierten la conexión entre la salud física, la salud emocional, la fortaleza del carácter y el criterio en las decisiones.

En la mira 24/7

Los líderes deben estar preparados para abordar los problemas inmediatos del trabajo, mientras articulan la visión a largo plazo de la compañía, y tienen que hacer todo esto bajo el incesante escrutinio de los medios.

Deben lidiar con la abrumadora presencia de sistemas que cubren los mercados financieros las 24 horas, blogs omnipresentes y comentarios por twitter. Esto implica aprender nuevos modelos de comunicación; manejo de redes sociales y emisión de mensajes claros y simples, que resuenen en distintas culturas.

"La pregunta es ¿amas lo que haces? Es un trabajo de siete días a la semana. Si no amas a la compañía y a la gente, no puedes hacer un trabajo así." (Moya Greene)